jungla

Bienvenido a la jungla del E-commerce

Como decía una famosa canción “bienvenido a la jungla, tenemos divertidos juegos, tenemos todo lo que quieres” (más o menos) y es que Internet se ha convirtiendo  en eso precisamente, tiene de todo y muchos, cada vez más, te lo ofrecen. ¿Pero a que no te lo venden igual?

Me viene a la memoria una clase en la que nos enseñaban una comparativa sobre los productos que Braum había sacado al mercado hace mucho pero, curiosamente, no habían tenido repercusión y, sin embargo,  Apple los había adaptado sacando los suyos propios y han tenido un éxito abrumador.

 

Véndelo, pero véndelo bien.

Esto funciona así, no solo tienes que saber vender tu producto, tienes que ser el mejor. Cuando alguien entra en un e-commerce salta a la vista si se está trabajando para mejorar la experiencia del usuario. Un buen diseño, fichas de producto trabajadas, una interfaz intuitiva, un blog con contenido actualizado, sellos de confianza, el color del botón de “compra”… Si, cada detalle cuenta, no os podéis imaginar hasta que punto. Tenemos que diferenciarnos del resto y ofrecer nuestra propuesta de valor, es decir, darles razones a los usuarios para comprarnos a nosotros y no a los demás.

¿Eres nuevo? Prepara el machete

La jungla es un lugar donde acechan los competidores por todas partes, todos pelean por los primeros puestos en los buscadores, así que prepárate para la batalla. Localiza tus competidores, analiza sus estrategias, que hacen, como lo hacen… Por suerte, Internet pone al alcance de todos muchas herramientas, unas gratuitas o limitadas y, en su mayoría, de pago. Estas te pueden ayudar a obtener información tanto sobre tus competidores como sobre ti mismo (SEMrush, Moz, Ahrefs, Screamingfrog…). Observar a los que están arriba puede ayudarnos para desarrollar nuestras propias estrategias o mejorarlas, pero tener en cuenta que cada caso es un mundo y lo que para unos funciona puede que para nosotros no.

Nadie dijo que fuera gratis

Es una leyenda de Internet, un mito, pero la realidad es que a esto de los negocios, como dice un personaje de televisión, “al principio hay que echarle billetes”. Somos nuevos, nadie nos conoce y estamos completamente rodeados de desconocidos que no hacen nada más que empujarse mientras nos apretujamos por intentar hacer lo mismo que nosotros: vender; vamos, como el metro de Japón en hora punta. Por suerte, podemos ganar notoriedad tanto en buscadores como en redes sociales, no os olvidéis de ellas. Redirigir el tráfico hacia nosotros es una gran baza, tanto para ganar visibilidad y conseguir ventas, mediante Adwords, FacebookAds, TwitterAds (Recordar “hay que echarle billetes”). Esta inversión, nos dará un mayor alcance, pero debemos ser cuidadosos con nuestros clientes y ofrecerles un buen servicio de calidad para que vuelvan a nosotros, sin conseguimos estos, podemos estar orgullosos.

Y nadie dijo que fuera fácil

Requiere de tiempo, dedicación e inversión (y un buen machete), en un mundo muchas veces sorprendente y en constante evolución porque nunca podemos predecir qué ocurrirá, tanto en nuestro entorno como en nuestros productos, siempre habrán errores, siempre habrá margen de mejora… pero al final, solo quedaran los que lo hacen mejor.

 

Si te ha gustado el artículo recuerda que:

¡Compartir, Rt’s y +1, es bien!

Deja un comentario