Las 5 ideas que necesitas para motivarte-neuronamarketera

Las 5 ideas que necesitas para motivarte

 

Una de las principales causas de la desmotivación es la diferencia que encontramos entre el mundo ideal y el mundo real. El mundo real es muchas veces diferente lo que nosotros esperamos que sea y eso desmotiva a cualquiera.

Desde el momento que adquirimos valores, creencias, actitudes, disposiciones y comportamientos frente a la vida, esperamos que el mundo que nos rodea actúe en consecuencia y de acuerdo con ello. Pero nuestro comportamiento, acciones y decisiones los tomamos en base a lo que pensamos que debería ser y no en base a lo que pensamos que debería ser y no en base a los hechos, es decir, a lo que realmente es.

Debemos ser realistas y convivir lo mejor posible con este mundo real, lo cual no quiere decir, que abandonemos nuestros valores, actitudes, creencias y posiciones. Pero teniendo una percepción lo más exacta posible de lo que uno es y en que medio se desenvuelve.

Si no te desmotivas es porque no eres humano. Desde que abrí este blog, la desmotivación ha venido a visitarme unas cuantas veces. Pero no he dejado que ganara la batalla, le he plantado cara con estas 5 ideas que te doy a continuación.

 

  1. Recuerda porqué lo haces.

    Todo lo que haces lo haces por algo. Todo tiene un porqué, puede que sea la puesta en marcha de un proyecto, los estudios necesarios para el empleo de tu vida, un trabajo para pagarte ese viaje que llevas tiempo queriendo hacer.
    En resumen, no hacemos algo porque si, todo lo que hacemos lo hacemos por algo y con beneficios a corto, medio y largo plazo.
    Hay veces que nos frustramos y pensamos que lo hacemos porque lo tenemos que hacer y punto. Esto contribuye y mucho a la desmotivación. Por lo que debemos cambiar de mentalidad y decirnos a nosotros mismos que lo hacemos porque queremos y porque nos acerca más a nuestro objetivo final que un día nos marcamos.
    Te lo digo de otra manera, dale sentido a esa tarea o actividad e incluso a ese día tan malo que parece no acabar nunca.

  2.  Disfruta del viaje.

    Estamos programados para disfrutar de los éxitos y aprender de los errores. Pero no nos han enseñado a disfrutar del viaje o del camino para conseguirlo.
    Cada día cuenta, cada pequeña victoria cuenta, cada pequeño aprendizaje cuenta. No solo debes motivarte con el gran objetivo. Lo debes hacer por cada batalla ganada del día a día gracias a tu talento, insistencia e intensidad.
    Disfruta… igual que hace un participante de un triatlón cualquiera. Lo hace para ganar un puesto, una medalla o el reconocimiento. Pero por encima de todo lo hace porque le gusta.

  3.  Motivación en lo pequeño.

    Hay veces que motivarse en lo grande desmotiva. Por lo que debes de dividir tus tareas en pequeñas y luego en miniaturas. De esta forma te veras avanzar con lo cual te animaras y te empujara a continuar.
    Celebra todos los pequeños éxitos ya que el tan ansiado objetivo final se encuentra detrás de los pequeños.

  4.  Piensa en el ahora

    Muchas veces no estamos motivados porque nuestra cabeza no está en el ahora. Ufff sobre todo en verano con el calor, las vacaciones, la playa… yo te propongo que saques eso de tu cabeza y cuando hayas realizado esa tarea entonces las utilices como recompensa.

  5.  Descansa.

    Parece que hay días en los que los planetas se alinean para que ni con las pequeñas cosas te motives. Es normal, no pasa nada.
    Ese día no tomes ninguna decisión drástica. Dedícate a cosas que requieran poca intensidad y creatividad. Deja que corran las agujas del reloj y mañana volverá la inspiración junto con la motivación.

 

 

Estas son las 5 ideas que yo uso para motivarme. Te invito a que las uses tú también y me digas que tal te ha ido 😉

Deja un comentario