La revolución de los olores

Se huele desde fuera. Es intenso y difícil de describir, al principio dudas si es agradable o no, pero llama la atención de nuestras narices.

sticks_incienso_neuronamarketera

El mundo de la publicidad busca de forma permanente nuevas fórmulas para atraer y captar clientes potenciales o compradores. Y es que más del 80% de los mensajes publicitarios están centrados en el sentido de la vista. Y desconocemos que el olfato influye en el 75% de las emociones cotidianas.

El marketing de aromas lleva desde hace relativamente poco formando parte de las estrategias de empresas y de la marca personal. Con este marketing lo que buscamos es relacionar una marca, producto o negocio a un aroma específico, de tal forma que el consumidor lo recuerde al percibir el aroma.

Tanto estudios médicos como científicos hablan de nuestra capacidad olfativa como uno de los sentidos más desarrollados de nuestro cuerpo. Es por ello que las personas somos capaces de memorizar hasta 7 veces más lo que olemos que lo que vemos. Por no decir que nuestra memoria es capaz de recordar y distinguir más de 10.000 aromas diferentes y sin embargo solo reconoce 200 colores.

Los aromas pueden incidir tanto positiva como negativamente en la decisión de compra del cliente, incluso en el rendimiento de los empleados. La introducción de aromas en un ambiente laboral permite aumentar la atención de los trabajadores y mejorar su concentración mental a lo largo de la jornada, además de incrementar la productividad y reducir el nivel de estrés.

Una sala de venta aromatizada es capaz de incrementar sus ventas en un 26%. Por lo que debemos tener en cuenta unos aspectos importantes a la hora de aromatizar el establecimiento:

  • Utilizar siempre el mismo aroma para el producto y el punto de venta, de esta forma no confundimos al cliente.
  • Crear un concepto relacionado con el aroma, es decir, un ambiente de relajación, de lujo, algo sofisticado. Siempre dependiendo de nuestro público objetivo.
  • Debemos asegurarnos de que dicho aroma genera unanimidad suficiente.
  • Aplicar aromas originales para llamar la atención (pero no dolores de cabeza) y suscitar respuestas favorables a la compra.

Ya son numerosas la firmas que están construyendo su odotipo buscando la originalidad en los aromas y vinculándolos a sus productos siguiendo los consejos antes mencionados.

Seguro que os viene a la cabeza los establecimientos de Zara Home, Stradivarius, Blanco. Y algunos que sin pensarlo mucho nos asaltan al pensamiento: panaderías, cafeterías y las salas de cine.

¿Qué os parece el marketing de aromas? ¿Qué otros establecimientos utilizan esta herramienta? 😉

Deja un comentario